El camino de un sabio y el respeto por la Tierra

El camino de un sabio y el respeto por la Tierra

Balbin Aguaysol, socio de Pueblos Originales, nos comenta que “subía la montaña donde andaba mi abuelo y después descubrí que en ese lugar había nacido. Y juré que a partir de ese momento yo iba a superar mi timidez y que iba a buscar objetivos que sean comunes a nosotros y que ese NOSOTROS sea acompañado de mucha gente. La historia nos ha preparado para migrar, el desarraigo es algo muy duro, nuestra cultura se ha ido…”

El camino es largo pero siempre tiene que ser en conjunto y acompañados de lo espiritual, porque el individualismo ha hecho estragos en su comunidad. Balbin recuerda la palabra de sus ancestros: “Hay que andar mucho para ser sabio decía mi abuelo. Será la utopía, que uno en la medida que avanza se pone más lejos, para otros será la zanahoria en la búsqueda de conocimiento. Pero conocer por conocer quizá no sirva de mucho si uno no está acompañado de la parte espiritual. El espíritu es lo que nos lleva al encuentro con el otro, y encontrándonos con el otro, nos lleva a encontrar algo distinto”. 

“Nada es casual, sin embargo nadie dice que los pueblos originarios del mundo han sostenido la tierra cuidándola simplemente con el respeto. Respetando la tierra nos respetamos entre todos. Mi abuelo decía que nosotros no somos dueños de la tierra, nosotros somos parte de ella. Un resumen de algo que uno ha ido entendiendo con el tiempo”.

Todo lo que menciona Balbin lo transmite a cada viajero que se acerca a Amaicha del Valle a vivir su experiencia: “hay que poner en valor a nuestra gente, que ha sido olvidada, pisoteada, tenemos mucha juventud que tiene ganas de crecer y de quedarse en el pueblo. Mi sueño es que nuestra gente se encuentre con lo que realmente somos, que no ignore el pasado porque creo que no hay peor cosa que desconocerse a uno mismo”.

No te pierdas la COnversación Original completa entre Balbin Aguaysol y Cristina Schwander:

Sin Comentarios

Comentanos es importante para nosotros