Pachamama, la profunda experiencia del Norte

Pachamama, la profunda experiencia del Norte

Pachamama es tierra, mundo, universo. La Madre Tierra es símbolo de producciones y bendiciones. Amor y felicidad son dos componentes fundamentales para entender la naturaleza, la Pachamama. “Yo no veía películas, yo las vivía”, menciona entre risas Fido cuando habla de sus vivencias nocturnas y su relación directa con las vacas, los caballos, las montañas del Valle Calchaquí en Salta.

Nacido envuelto y conectado con la naturaleza, Fido recorría las montañas para criar las vacas que permitían la subsistencia de él y su familia. Cada 3 meses, transitaba las extensas tierras para arriarlas, se ubicaba detrás de los caballos y desde ahí se proyectaba siendo guía de montaña. Mientras cuidaba el campamento, seguía jugando, imaginando, investigando, analizando las flores, la arqueología del lugar, viendo como el sol o la lluvia cambian las condiciones de la naturaleza o cómo se comportan los animales.

La Pachamama es una forma de vivir

La Pachamama es una forma de vivir para Clemente. Es agradecimiento por la sustentabilidad que brinda para su familia, es criar llamas, por ejemplo, como hace desde hace más de 20 años con su esposa. Criarlas para obtener carne para su casa, utilizar la lana para los tejidos o artesanías para vender, con esa visión empezaron. Luego potenciaron la sustentabilidad y la transformaron en experiencias. 

El silencio, es una característica de contemplar la naturaleza; sentir la brisa recorriendo nuestro cuerpo mientras se buscan las llamas del pastoreo, adentrarnos en la Madre Tierra es renovarse, volver a crearse.

singer humahuaca pachamama

La Pachamama a través de la Copla Ancestral

La naturaleza transmite, no solo ese silencio particular que nos hace reflexionar, sino también, energía vital hacia nuestros cuerpos. Y esa energía que fluye de los días nublados, de los soleados o los fríos nos transmiten conocimientos.  Y esos conocimientos de los árboles, los pájaros o la tierra nos permiten crear música, y las coplas son el vivo ejemplo de ello. “Pensar en el día que yo nací, cómo fue mi vida desde ayer hasta ese día que nací, qué música pobló mi casa, en qué contexto crecí, todo eso hace que mi canto sea de esta manera, que yo pueda fluir de esta manera. Hacemos meditación de conexión de todo eso y vamos fluyendo a través del canto. Nos sentimos parte de todo esto: árbol, pájaro, tierra. Ser Pachamama es ser parte de todo esto”, sentencia Maryta. 

Maryta, Canto Ancestral a la Pachamama

¿Cuál es nuestra relación con la Pachamama?

Desde la cosmovisión de Fido, Clemente y Maryta hablar de naturaleza no es solamente hablar de aquellos recursos que se pueden explotar, sino que su noción y visión es más compleja y profunda. La Pachamama es una entidad vida, con la que los humanos debemos establecer una relación de reciprocidad y de respeto profundo.

“El poder está radicado en la gente que ama la naturaleza. Llegar a los oídos de los demás, desde el amor, y decirles que estamos compartiendo con los animales y las plantas todo este daño que nos angustia” es la premisa de Fido. Porque, aunque duela, debemos cuestionarnos y preocuparnos por los usos y daños que estamos ocasionando a la Pachamama. El desafío es pensar que acciones debemos, y tenemos que impulsar para lograr un lugar de equilibrio, tratando de subsanar las heridas.

La Pachamama es refugio, es felicidad, es transmitir conocimientos, es cultura. Es saber esperar y entender que la naturaleza tiene sus tiempos para que pueda ser disfrutada, y que debe ser cuidada. El aprendizaje final, como dice Fido, es “tratar de minimizar los errores y pensar cómo debería estar la Pachamama, tranquila, para darnos la sustentabilidad y que deberíamos hacer los humanos para no agredirla tanto”.

Sin Comentarios

Comentanos es importante para nosotros